15 de noviembre de 2009

Normativa institucional

De igual modo, para ir perfilando la normativa institucional mediante el debate y la reflexión, extraigo aquí mi comentario en el foro del Módulo III en lo relativo a la normativa institucional.

* Apoyo condicionado a la familia (o, si yo te ayudo, tú me ayudas). La escuela no puede arar, sembrar y cosechar, pero sí puede realizar ciertas tareas que, quizá, la familia no sepa hacer o desconoce. Por ejemplo, puede informar de la existencia de subvenciones e, incluso, tramitar las solicitudes, puede negociar la contratación de una cosechadora o proporcionar ciertos contactos en las instituciones o en el ámbito académico. La escuela puede hacer eso, pero a cambio de que los padres se involucren al máximo en la educación de sus hijos y estos consigan unos resultados académicos preestablecidos. Habrá que buscar las medidas o indicadores, pero, quien no cumpla, deja de beneficiarse del apoyo de la escuela.

* TIC para todos. Para aquellas familias que demuestren carecer de recursos suficientes para adquirir un ordenador (computador creo que decís vosotros), la escuela buscará equipos informáticos. Los organismos públicos y las grandes empresas suelen renovar sus equipos con frecuencia, y es frecuente que los equipos viejos, todavía útiles para otros usos, se almacenen o tiren. Se trataría de aprovechar esos excedentes para proporcionárselos a las familias más pobres. La conexión a Internet ya tiene peor solución, aunque cabría una posibilidad utilizando la conexión de la escuela.

* Lucha contra el absentismo escolar. No se me ocurre ahora alguna medida eficaz; será porque es tremendamente difícil. Pero la escuela debería reducir tanto como pudiera que el alumno no acuda a clase. Quizá incluyendo en la calificación final de la asignatura la regularidad en la asistencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada